6.5.09

Sabiduría publicitaria

Poco después de despertarnos, cuando ya es posible hablarnos --porque antes somos dos zoombies de serie B-- y antes de despedirnos porque cada uno se va a su trabajo y no nos vemos hasta el mediodía, alguno incia entre dientes la siguiente frase: Si tu vida sexual va bien (que no va)... y el otro responde: lo demás no importa.
Luego, una sonrisa, un beso y un suspiro.

8 comentarios:

  1. Y todos tan panchos.

    ¿Hay alguna que vaya bien?

    Saludos.

    ResponderEliminar
  2. Efectivamente, lo demás no importa.

    A veces.

    ResponderEliminar
  3. Pues yo creo que lo demás importa, porque si no, listos iríamos.

    Un abrazo, Miradme

    ResponderEliminar
  4. --Compruebo con estupor que el amigo Julio ha empezado el rápido declive que va del loco amor (más carnal y propio de jóvenes) al buen amor (propio de la madurez y de la razón).
    --El amigo Octavio, después de tanto usarlo (el amor) ha empezado dicho proceso.
    -Por su parte, al joven Javier se le ve detenido en su juventud amorosa.
    Así es la vida.

    Un saludo a todos

    ResponderEliminar
  5. Amigo Miradme, ahora que nadie nos lee, todo se resume en una frase: hay que follar más. El problema es que no depende de nosotros...
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  6. Y una porra, juventud amorosa.

    ¡Si estamos todos a dos velas jodido!

    ResponderEliminar
  7. Yo estoy con Juan Antonio, aunque sólo a medias: sí depende de nosotros. Y no te preocupes, Javier, que Octavio proveerá...

    Saludos al dueño, creo que es mi primera visita.

    ResponderEliminar
  8. - Juan Antonio, estoy otalmente de acuerdo contigo, letra por letra.

    - Javier, te notaba más fogoso.

    -José Miguel, bienvenido a este humilde blog. con respectos a lo que "depende de nosotros" da para escribir varios tomos enciclopédicos. Pero en cualquier caso, ¡viva los carpe díem!

    ResponderEliminar