13.2.13

Heroicidades



Tan solo una raza valerosa como la mía, un temperamento tan acerado, una presteza tan encomiable… para pulsar un botón rojo.
Una deflagración se sucederá a este acto tan heroico como necesario.
Luego un fundido en negro: la nada en nuestras existencias, la realidad mordiendo los hígados de la virtualidad, la voz aniquilando a la máquina:
-¿¡Quieres apagar ya la televisión!?

6.2.13

Vasos comunicantes



Fernando Botero. "Lujuria"

El día que sus amigos, gordos consuetudinarios, empezaron a perder peso, notó que súbitamente su cuerpo se poblaba de adiposas redondeces.
Tal vez en ese momento advirtió que los culos orondos e interminables de sus esposas resultaban irrefrenables; sus pechos desmesurados, un bocado tan goloso como irresistible; sus pliegues escondidos, fruta prohibida que habría de saciarlo.
Fue casi al mismo tiempo cuando observó que su mujer detenía su lujuria en el espigado porte de sus amigos.

5.2.13

Utilitarismo


Solo el amor 

                    sirve para esconder

                                                    los ojos de la luz

                                                                                                 servil del tiempo.